Envios gratis a toda la república mexicana a partir de $1,000 MXN

6 formas de desestresarse al instante

noviembre 11, 2021

6 formas de desestresarse al instante - 100% PURE MX

Cómo afecta el estrés a nuestras vidas, y qué puedes hacer al respecto

Queen and David Bowie said it best: sometimes, pressure pushes down on us.

Si hay algo que afecta a todos, es el estrés. En pequeñas dosis, puede ayudarnos a motivarnos; a completar tareas, o a potenciar la energía, la memoria y las funciones de supervivencia. Pero cuando estamos constantemente bajo presión, el estrés puede convertirse en una avalancha de efectos secundarios físicos y mentales gravemente debilitantes.

Es absolutamente crucial -especialmente ahora- contar con un conjunto de estrategias de afrontamiento para manejar los factores de estrés diarios antes de que ellos nos manejen a nosotros. Repasaremos las áreas clave en las que el estrés afecta a nuestras vidas y las formas más sencillas de desestresarse al instante cuando las cosas se ponen difíciles.

Formas en que el estrés afecta a nuestras vidas


Sabemos que el estrés no le hace mucho bien al cuerpo y, de hecho, puede incluso desencadenar graves riesgos mentales. Tanto si se trata de pequeños factores de estrés, como las mañanas apresuradas, como de otros más importantes, como los problemas de dinero, querrás intentar ser consciente de cómo estás lidiando con el estrés, para saber cuándo buscar ayuda. Consulta las principales formas en que el estrés crónico o a largo plazo puede afectar a tu mente y a tu salud:

Condiciones de salud mental
Los niveles crónicos y elevados de estrés pueden hacer que nuestro cuerpo produzca demasiada hormona, el cortisol, también conocida como la "hormona del estrés". Cuando los niveles de cortisol son constantemente elevados debido al estrés, pueden producirse cambios físicos en el cerebro, incluidos trastornos mentales como la ansiedad o la depresión.

El estrés crónico también puede provocar síntomas neurológicos y físicos como dolores de cabeza, dolor en el pecho hasta palpitaciones, pérdida de sueño, apetito irregular y falta de concentración.

Presión arterial elevada
Los altos niveles de estrés pueden tener un impacto negativo en su salud al elevar la presión arterial. El aumento de cortisol puede elevar temporalmente la presión arterial al hacer que el corazón lata más rápido y los vasos sanguíneos se estrechen. La exposición al estrés crónico también puede conducir al desarrollo de la hipertensión: la presión arterial que es constantemente alta.

Cuando la presión arterial es elevada la mayor parte del tiempo, como ocurre con la hipertensión, la disminución del flujo sanguíneo puede causar daños en los órganos con el paso de los años. Esto puede conducir a importantes riesgos para la salud, como enfermedades renales, enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares, ataques cardíacos e incluso la muerte.

Cambios de humor
Los efectos emocionales del estrés por sí solos pueden hacer que te sientas como si estuvieras en una montaña rusa emocional sin final a la vista. Dado que el sueño se interrumpe, los acontecimientos estresantes son como pinchar a un oso pardo durante la hibernación. Cualquier acontecimiento o interacción, por lo demás ordinaria, puede ponerle en modo de ataque.

Aunque los cambios de humor pueden ir desde la irritabilidad hasta la ira en las personas estresadas, si llevas un tiempo sintiéndote deprimido o no como tú mismo, es hora de buscar ayuda profesional.


Problemas de la piel
Con los estragos que el estrés causa en nuestro cuerpo, no es de extrañar que pueda causar estragos en nuestra piel. Un exceso de cortisol puede hacer que nuestra piel produzca demasiada grasa, lo que a menudo provoca acné y una piel desequilibrada. La acumulación de estrés también puede acelerar el proceso de envejecimiento.

El estrés no se limita a los problemas de la piel: puede afectar a todo el cuerpo, causando uñas quebradizas y adelgazamiento o pérdida del cabello. También puede empeorar los problemas de la piel, desde la rosácea y el eczema hasta las erupciones cutáneas y las ampollas de fiebre.

Mala alimentación
¿Recuerdas esa pequeña hormona del estrés, el cortisol? Resulta que cuando nuestro cuerpo se inunda de cortisol debido a un estrés elevado, puede hacer que comas en exceso o que comas mucho menos de lo normal. La oleada de cortisol puede hacer que anhele alimentos azucarados, salados y grasos para alimentar la respuesta de lucha o huida.

El estrés también puede hacerte perder el apetito, y con la falta de una buena nutrición, todo tu cuerpo se resentirá. Existe una poderosa conexión entre la mente y el intestino; por ejemplo, tu estómago da volteretas antes de una entrevista de trabajo. En general, el estrés crónico y las preocupaciones pueden causar un grave daño físico a tu sistema digestivo.


6 formas de desestresarse


El estrés va a entrar y salir de nuestras vidas, pero no tiene por qué ser nuestra vida. Aunque no siempre podemos predecir o evitar los factores de estrés -por ejemplo, el año 2020-, sí podemos controlar cómo reaccionamos ante ellos. Para ayudar a mantener el estrés bajo control, vamos a repasar algunas formas seguras de desestresar tu mente y tu cuerpo.


1. Tomar aire fresco

Tomar aire fresco es una forma estupenda de despejar la mente y simplemente... respirar. No vamos a insistir en la idea de que el ejercicio reduce el estrés (que sí lo hace), pero sí vamos a animar a salir al aire libre tan a menudo como sea posible, ya sea para comer en el patio o para hacer estiramientos suaves en el jardín. Si pudiéramos convencerte de que salgas a dar un pequeño paseo, destacaríamos que aumenta las endorfinas que, a su vez, reducen las hormonas del estrés.

2. Meditar
Las técnicas de atención plena, como la meditación, pueden reforzar tus respuestas emocionales al estrés. En lugar de que el estrés desencadene el cortisol o las hormonas del estrés, la meditación desencadena la respuesta de relajación del cuerpo. La práctica de la meditación ayuda a calmar y reparar el cuerpo mediante técnicas de atención plena y respiración controlada. La práctica de este estado de relajación profunda tiene algunos grandes beneficios para la salud, como la mejora del estado de ánimo y la reducción de las molestias gastrointestinales.

CONSEJO PROFESIONAL: Pruebe diferentes tipos de meditación guiada para dormir, desestresarse rápidamente o lograr el bienestar general. Ciertos tipos de música también pueden ayudar a disminuir el efecto del estrés.


3. Aceptar sin juzgar

Otra de las claves del mindfulness consiste en aceptar y no juzgar nuestras experiencias, pensamientos y sentimientos actuales. Sea cual sea la causa del estrés, la forma en que juzgue la situación puede determinar el resultado de su reacción emocional. Cuanto más aceptes y no juzgues una situación, emoción o sensación, más posibilidades tendrás de reducir tus síntomas de ansiedad y depresión.

4. Descomprimir y desconectar

Cuando manejes el estrés, es importante que reserves tiempo para desconectar y descomprimir. Reserve un tiempo en su agenda para desestresarse, con cosas que realmente le ayuden a desconectar mentalmente. Actividades como colorear, hacer un rompecabezas, hacer ganchillo o tejer son tareas aparentemente tediosas y repetitivas que en realidad pueden ponerte en una especie de trance. Este periodo para el desapego puede, de hecho, engendrar sentimientos de bienestar emocional, ya que mantiene tu cerebro ocupado con tareas productivas y satisfactorias.


5. Establezca límites

Decide qué debe hacerse ahora y qué puede esperar. Tenga cuidado con la multitarea en exceso, ya que la noción de tareas inacabadas sólo le estresará. Crear una lista diaria de tareas priorizadas por "importantes" frente a "si tengo tiempo". Aprende a decir "no" a las nuevas tareas si empiezas a sentir que estás asumiendo demasiado. Al final del día, intenta recordar diariamente lo que has conseguido en lugar de lo que no has podido hacer.


6. Cuida de ti

La mayoría de las veces, nos ponemos en último lugar entre las apretadas agendas y las exigencias de la vida diaria. Aunque sabemos que nuestras principales responsabilidades son la familia y el trabajo, es igual de crucial atender nuestras necesidades personales. Tanto si se trata de mantras tranquilizadores como de ayuda profesional, dedicar tiempo al autocuidado significa que, en esencia, también puedes ayudar mejor a los demás. No lo olvides: no puedes servir en una taza vacía.


El estrés es inevitablemente una parte normal de la vida. Aunque no podemos controlar la situación, el pensamiento o el sentimiento que nos causa el estrés excesivo, sí podemos controlar cómo lo gestionamos. Esperemos que con estas estrategias de afrontamiento, técnicas de atención plena y técnicas de autocuidado en el fondo de tu mente, estarás más preparado y serás un maestro en desestresarte cuando las cosas se pongan difíciles.